PRÓLOGO

Me encuentro en una jungla tropical en medio de un pueblo perdido en las tierras de Oaxaca. Cuenta la leyenda que Puerto Escondido no estaba habitado por humanos. Era de las plantas, la naturaleza, sus animales… “La Bahía de la Mujer Oculta”. Ese era su nombre.

Leer másLeer menos
VER MENÚ